PROBIÓTICOS EN VERANO

Nos pasamos todo el año deseando que llegue el verano para poder pasar más tiempo con la familia y los amigos, disfrutar de la buena comida en restaurantes, romper con la rutina horaria e incluso viajar a destinos lejanos donde el agua y las costumbres son distintas a las habituales.

Todo esto hace que habitualmente en verano haya problemas gastrointestinales, tanto diarreas como estreñimiento.

Además la cifra de intoxicaciones alimentarias se disparan en verano, ya que las altas temperaturas hacen que los alimentos sean más perecederos y es más probable que los microorganismos patógenos lleguen a nuestro intestino y alteren nuestro ritmo intestinal provocando una diarrea, que si no la tratamos adecuadamente puede complicarse.

Es por eso que debemos tener a mano siempre probióticos, ya que su uso nos proporcionará un beneficio a la hora de regular las alteraciones intestinales.

Los probióticos son microrganismos vivos que administrados adecuadamente restauraran nuestra flora intestinal. Nos pueden ayudar tanto en la prevención como en el tratamiento, tanto del estreñimiento como de las diarreas, bien sean infecciosas o no.

El uso de Probióticos como algunos lactobacillus, bifidobacterias y Saccharomyces boulardii nos ayudará como prevención y primer tratamiento ante la diarrea del viajero junto con una dieta blanda y astringente (arroz cocido, plátano, pescado blanco…)

Es por eso que en la maleta además de analgésicos, tiritas y povidona  y todo lo fundamental para disfrutar de tus vacaciones, mete probióticos, y tómalos ante las primeras alteraciones intestinales, o si eres propenso,úsalos desde el primer día como preventivos. ¡Más vale prevenir que curar!

¡Felices vacaciones! #pasatealonatural

Imagen cedida por Pixabay / Freepik

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Post relacionados