Cómo obtener una piel bronceada de forma natural

¿A quién no le sienta bien el moreno? Una piel bronceada siempre nos alegra, pero también puede ser el origen de algún lamento si no la cuidamos de la forma adecuada.

No sólo durante verano, todo el año hay que cuidar la piel, pero esta época es cuando más atención hay que poner en este proceso.

Partiendo de los consejos más básicos: usar protector solar, repasarlo cada dos horas, no exponernos al sol de 14 a 17h, beber mucho agua, tenemos que profundizar un poco más y para eso, empezaremos desde dentro.

broncear-piel-aceites

¿Qué plantas medicinales ayudan a cuidar la piel?

Los remedios naturales siempre son buenos para empezar el cuidado desde el interior. En este caso, hay dos plantas medicinales que nos serán de utilidad:

El licopeno, presente especialmente en el tomate y sus derivados. Ayudan especialmente a prevenir el envejecimiento celular.

Los carotenoides: pigmentos presentes en las frutas y hortalizas que ayudan a la piel a resistir mejor las agresiones externas y a potenciar el bronceado. Además, para potenciar estos nutrientes, podemos ayudarnos de aceites preciosos esenciales, los grandes aliados de la piel, su brillo y elasticidad.

El aceite de argán cuida las pieles secas o dañadas, gracias a sus propiedades hidratantes y reparadoras.

El aceite de borraja, rico en ácidos grasos esenciales, ayuda a mantener la hidratación y la elasticidad de la epidermis.

– El aceite de sésamo, rico en Vitamina E, ayuda a proteger la piel del envejecimiento y agresiones externas.

Un paso más allá hacia la perfección

La piel tiene memoria, por eso decimos que no se puede únicamente cuidar en verano, si no que es un proceso que se debe realizar durante todo el año.

De esta manera, recomendamos Arkosol, que ayuda a preparar y a mantener la piel, gracias a una asociación de carotenoides naturales, vitaminas, aceites preciosos y Phytopérine®.

Se recomienda empezar a tomarlo 15 días antes de ir a la playa o tomar el sol en la piscina y Cuida tu piel, y cuidarás tu salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Post relacionados