Para comidas copiosas: ¡chitosán!

El Chitosán es un producto derivado de la chitina, una sustancia natural que procede de las cutículas de algunos crustáceos marinos como cangrejos, camarones o langostas.

La chitina es biodegradable y no tiene efectos secundarios, lo que la convierte en un producto con numerosas aplicaciones en el campo de la medicina, la bioquímica, la cosmética y la nutrición.

También es insoluble en agua, pero si se disuelve en sustancias líquidas ácidas, lo que le aporta interés en el marco de la pérdida de peso. La chitina es capaz de adsorber parte de la grasa aportada por la alimentación, gracias a su efecto fibra.

Por ello, se convierte en un aliado ideal para las comidas copiosas, ya que retiene hasta el 30% de la grasa de los alimentos ingeridos, que más adelante será eliminada a través de la excreción. Este mecanismo de acción nos da una doble función:

-Compensar eventualmente excesos alimentarios, evitando ganar peso y ayudando a mantener la silueta.

-Favorecer el proceso de adelgazamiento en caso de sobrepeso, porque obliga al organismo a utilizar las grasas de reserva, acelerando la combustión de grasas.

A pesar de su composición, Chitosám puede ser consumido con total seguridad por personas alérgicas al marisco, porque carece de proteínas que son las causantes de la alergia.

¡Que ningún plan rompa tu dieta! #pasatealonatural

Imagen cedida por Pixabay / Freepick

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Post relacionados