NO MÁS RONQUIDOS

Dormir y poder descansar por la noche cuando tenemos al lado a una persona roncando resulta bastante complicado. Ese molesto sonido es insoportable a la hora de conciliar el sueño y tener un sueño reparador.

La ronquiopatía (como se conoce clínicamente al acto de roncar) es un trastorno respiratorio que no sólo es un inconveniente para la convivencia nocturna sino también un síntoma de posibles enfermedades.

Un ronquido intenso y continuado durante toda la noche puede acarrear tanto para el roncador como para el que lo padece efectos a lo largo del día como somnolencia, cansancio, déficit de atención, dolor de cabeza, bajo rendimiento, etc…

¿El por qué de los ronquidos?

Cuando dormimos los músculos de la garganta y la tráquea se relajan y si dormimos boca arriba, tanto la mandíbula como la lengua (que pierde su tonicidad normal mientras descansamos) se desplazan más atrás de que costumbre y obstruyen el paso del aire de las fosas nasales a la garganta. Esto trae como consecuencia la dificultad de entrada y salida de aire de los pulmones, obligando al roncador a respirar por la boca.

¿Se puede dejar de roncar?

El ronquido no puede evitarse pero si reducirse. Atento a estos consejos para disminuir los ronquidos y permitir que los demás puedan dormir tranquilamente a nuestro lado.

Dormir más vertical: Elevar la parte superior del cuerpo puede aliviar la gravedad y la presión, permitiendo una noche de descanso sin ronquidos.

– Tener siempre un horario regular a la hora de dormir: Tener horarios de sueño dislocados o ir a la cama muy cansados, hacen que los músculos de la parte superior de la garganta se relajen más de lo habitual, contribuyendo a roncar.

zzz

Evitar el exceso de peso: también influye a la hora de roncar. Controlar nuestro peso con una dieta saludable y ejercicios ayudará a disminuir esos molestos ronquidos.

Evitar irse a dormir nada más cenar: Comer al menos un par de horas antes de acostarse sería ideal. Si vamos a la cama con el estómago lleno, presionamos el diafragma y esto hará que ronquemos.

Evitar el alcohol y  los sedantes antes de dormir: Hacen que los músculos del cuerpo incluidos los músculos de las vías respiratorias se relajen, causando ronquidos.

-Prueba las  tiras nasales, abren las fosas nasales, reducen los ronquidos, alivian la congestión nasal y favorecen el descanso.

¡No más ronquidos!

 

 

 

 

Imagen cedida por Pixabay / Freepik

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Post relacionados