MANTENER LA DIETA EN VERANO CON LOS NIÑOS EN CASA

Para muchos de nosotros, desconectar significa relajarnos en el seguimiento de los buenos hábitos de alimentación pero si tenemos los niños en casa, no ayuda

-El primer consejo imprescindible es intentar seguir con las 5 comidas diarias y no variar mucho los horarios que seguíamos antes de las vacaciones.

Mantenerse hidratado es fundamental. El exceso de calor y sudoración propios del verano hacen más fácil sufrir deshidratación, así que, ¡a beber agua!.

-Evitar bebidas con gas y azúcar que tanto gustan a nuestros hijos. Hay que dar prioridad a las verduras, hortalizas y fruta aunque nuestros hijos prefieran hamburguesa y patatas fritas.

Vigilad los bocadillos y sándwiches para la playa o la montaña. No podemos pasar el verano a base de bocadillos. El pan, mejor por la mañana. Luego ensaladas, verduras y carnes magras ( pollo, pavo, conejo) o pescados.

-Menos helados y más batidos naturales de frutas. Esto ayudará a detoxificar nuestro organismo.

-Olvidemos las salsas grasas para aliñar. No lo dudemos, el aceite de oliva virgen extra siempre como aliado y en moderación.

La pasta y los helados que son también un clásico del verano se deben comer con moderación. Menos pasta y un poco más de legumbres en la ensalada.

Si a todo esto le añadimos un poco de deporte cumpliremos los objetivos del verano. Paseos por la playa, bici con nuestros hijos, etc. Momentos irrepetibles que nos ayudarán a mantener la línea.

Pensad que la educación nutricional de los niños se consigue con el día a día lo más importante..¡Disfruta de tus hijos! #pasatealonatural

Imagen cedida por Pixabay / Freepik

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Post relacionados