Reto cero constipados (2/3)
Alimentos para evitar constipados

El otoño ha llegado y se ha hecho presente no sólo porque estrenamos nuevo mes, sino por el cambio de temperaturas que estamos sufriendo.

Las temperaturas  bajan pero las defensas también y nuestro sistema inmunitario se encuentra más debilitado de lo habitual. Esto da lugar a que seamos más propensos a caer enfermos :catarro, fiebre, congestión, tos y un largo sin fin de síntomas que hacen que maldigamos este frío polar desde la cama.

De cara a evitar futuros catarros e infecciones, los alimentos pueden llegar a ser nuestros grandes aliados durante esta época. Aportándonos ese extra de vitaminas y defensas que le hace falta a nuestro organismo .

Hablamos, por supuesto, de las vitaminas naturales en forma de frutas y verduras, alimentos necesarios e imprescindibles en nuestra dieta diaria.

alimentos-otono

¿Qué alimentos contienen un mayor aporte vitamínico?

– La Vitamina C., importantísima en este momento del año, podemos encontrarla en un fruto poco conocido, como es la acerola.

La acerola, nos aporta una gran cantidad de beneficios, aporta 30 veces más vitamina C que una naranja, además contienen una alto aporte en vitaminas del grupo B (útiles para evitar el cansacio y la fatiga) , ricas en minerales como el potasio, hierro y el magnesio entre otros.

Se encuentra presente en  cítricos como  naranjas, limones, limas, kiwi etc. , hay que saber que no sólo aumenta  y mejora la actividad del  sistema inmune, sino que además reduce la intensidad de los síntomas de la gripe o los catarros.

– En cuanto a las verduras, muchas de ellas son ricas en vitamina A, importante para mantener la salud de las mucosas. La encontramos en acelgas, calabazas, champiñones,  zanahorias, brocoli, remolacha etc. Recuerda además que los alimentos con color naranja son fabulosos para mantener una piel sana.

– Los alimentos que contienen hierro y zinc, también nos ayudan a aumentar nuestras defensas y mejorar nuestro estado de ánimo . El zinc se encuentra en cereales integrales, lecitina de soja, soja, levadura de cerveza, algas, legumbres, setas, nueces de pecán, pescado, yema de huevo, carne de cordero, hígado, ostras, aves, sardinas o mariscos. Alimentos ricos en hierro son granos enteros, legumbres secas, hígado, carnes, salmón, atún, ostras y la yema de huevo, entre otros.

¡Que el otoño no te coja desprevenido, recurre a la dieta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Continúa la lectura