Nuevo año con vitalidad (2/3)
Actívate con vitaminas naturales

¿Sientes que cuando te levantas de la cama parece que todavía no te has ido a dormir? ¿A tus piernas les cuesta llevarte hasta el autobús para ir al trabajo? ¿Sientes que no tienes energía ni para hacer la bolsa del gimnasio?

Empieza otoño, y como la primavera, viene acompañado de la caída de las hojas y del estado de ánimo. Esto, junto a otras causas que vamos a detallar a continuación, contribuye a que nos sentamos eternamente cansados física y mentalmente.

¡Que no cunda el pánico! Con una buena alimentación y descanso estaremos activos otra vez. Existen multitud de causas que originan el cansancio, seguro que algunas te resultan familiares:

Las enfermedades

Desde un simple constipado a una enfermedad más complicada pueden ser las causantes de que  te sientas más cansado.

Las dietas

Algunas dietas restrictivas en las que se limitan el consumo de ciertos alimentos esenciales para la salud pueden hacer que tengamos algún déficit alimentario y, por consecuencia, nuestro cuerpo nos avisa con el cansancio.

El estrés

Un aumento de volumen de trabajo puede hacer que el cuerpo se agote antes mental y físicamente.

Los trastornos del sueño

El insomnio o el sueño interrumpido hacen que no descansemos correctamente. Eso al día siguiente pasa factura.

El exceso de deporte

Venirse arriba y entrenar más de la cuenta puede volverse en contra provocando un gran cansancio físico.

Los cambios de turno laboral

Las personas que trabajan por turnos suelen tener épocas en las que se encuentran más cansadas.

vitaminas-naturales

En todos estos casos, el organismo echa mano de vitaminas y nutrientes que normalmente aportamos con nuestra alimentación. Sin embargo, no siempre nuestra dieta es capaz de darle a nuestro cuerpo todos los nutrientes que necesita y por eso necesitamos complementos alimenticios que nos den un aporte extra de vitaminas, minerales y otros componentes esenciales.

Cuando sentimos que nos hace falta un complemento alimenticio acudimos al farmacéutico para que nos aconseje y cada vez son más los que recomiendan vitaminas naturales.

¿Por qué? Las vitaminas de origen natural funcionan muy bien ya que el organismo las asimila más rápido que las sintéticas. Además, al ser naturales y no llevar ningún componente químico añadido, no provocan ningún trastorno digestivo ni alteran el sistema nervioso.

Para el cansancio, la Jalea Real, la Espirulina, el Ginseng, el Eleuterococo o el Guaraná son los que más se aconsejan. Así que ya sabes, si quieres activarte, toma uno de estos complementos y ¡vente arriba!

¡Aprovechemos lo que nos da la naturaleza!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Continúa la lectura