Evitar los sofocos en la menopausia

Los calores, los sofocos, subidas de temperaturas que podrían hacerte andar en pleno inverno en manga corta por la calle. La menopausia es esa etapa de la mujer que tanto se quiere tener cuando la menstruación te visita cada mes y que llegados a ese punto, comenzamos a ver los aspectos no tan positivos.

Cada mujer es un mundo, pero por lo general, la menopausia suele llegar a la mujer pasados los 45/50 años. Desde el momento en el que tuviste la menstruación por primera vez y todos los meses en los que te ha bajado, seguro que te has dicho: “qué pesadez estos días, ojalá no me bajara nunca más”. Y es que no somos conscientes de las repercusiones que tiene la ausencia de regla para las mujeres: calcio, huesos, estado de ánimo…y hoy hablaremos de los sofocos.

Como decíamos, hay mujeres que tienen una menopausia sin sofocos o sin otra serie de síntomas, pero por lo general es uno de los síntomas más molestos.

menopausia-evitar-sofocos

Cuando entramos en la menopausia el nivel de estrógenos disminuye y es el motivo por el que se producen estos síntomas. ¿Qué podemos en caso de tener sofocos?

– Existen técnicas de relajación, de respiración…que lo que hacen es incapié en el estrés, liberan serotonina y así disminuye la intensidad de los sofocos.

Isoflavonas de soja. Son conocidas como los estrógenos de la naturaleza, dentro de sus propiedades actúan similar a estas hormonas de una forma natural. Estas moléculas son extraídas de las semillas de la soja y en el caso de los sofocos pueden servir como alternativa natural.

¡Para una menopausia en positivo!

 

 

 

 

 

Imagen cedida por Pixabay/Freepik

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Post relacionados