Dormir bien, el sueño de una noche de verano

¿Cuántas veces dormimos mal por el calor? En verano suben las temperaturas y eso nos provoca más ansiedad y problemas de sueño.

El cuerpo humano necesita una temperatura de unos 21 grados para dormir bien. Si esta temperatura es mayor, nuestro cuerpo intenta adaptarse produciendo una hiperactivación del metabolismo y una activación cerebral que incrementa los trastornos del sueño.

Nuestro cuerpo se esfuerza por mantener una temperatura inferior a la exterior y esto hace que no nos podamos dormir. Este problema suele originarse en julio y el cuerpo se va acostumbrando, por eso, en agosto dormimos mejor.

Pero, por si acaso, te dejamos cinco trucos para ayudarte a conciliar el sueño lo antes posible. ¡Toma nota!

1-.Dí hasta mañana a los dispositivos electrónicos.

Apaga todos los gadgets y pequeños electrodomésticos de tu alrededor. Generan calor incluso cuando están apagados.

2-Deja las luces apagadas

Aprovecha las horas de luz natural lo máximo posible y mantén los cuartos frescos utilizando una iluminación mínima que genere el menor calor posible.

3-Opta por sábanas de algodón

En verano utiliza sábanas de colores claros y creadas con algodón liviano, como el egipcio. Permiten que la piel respirar mejor .

ducha-antes-de-dormir

4- Date una ducha fría antes de acostarte.

Bajarás la temperatura de tu cuerpo con lo que conciliarás  el sueño más fácilmente.

Te  ayudará a sentirte mejor y relajarte .

5-Una opción alternativa al aire acondicionado.

Si no tienes la suerte de disponer de aire acondicionado en tu casa ,otra alternativa es hacerte con un ventilador y una bolsa de hielos para enfriar el aire.

Colocaremos un  recipiente con hielo justo delante del ventilador a la altura de la cama. El aire del ventilador estará notablemente más frío que el del entorno.

Si los consejos anteriores no resultan efectivos para conseguir que tu cuerpo descanse las horas que necesita, toma Pasiflora. Compuesta por flavonoides y alcaloides, esta planta te ayudará a resolver, progresivamente los trastornos del sueño.

¡ Gánale la batalla al calor y dulces sueños!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Post relacionados