Colesterol: ¿exógeno o endógeno?

Te has hecho unos análisis y…¡sorpresa! Tienes el colesterol alto y sabes que es mejor no dejarlo, pero ¿qué tipo de colesterol tienes?

Cuando los análisis reflejan altos índices de colesterol, lo más importante es ponerse manos a la obra cuanto antes.

El colesterol es una grasa que según su origen puede ser de dos tipos: exógeno y endógeno.

Colesterol endógeno

Este tipo de colesterol está presente en un 70% de los casos. Se producen en el propio organismo, concretamente en el higado, para realizar unas tareas específicas y necesarias: producción de hormonas, del ácido biliar y de la Vitamina D.

Colesterol exógeno

Este tipo de colesterol es el que procede directamente de los alimentos que consumimos, por eso es importante cuidar la dieta y tener unos hábitos alimenticios saludables.

¿Qué plantas medicinales te pueden ayudar?

Dependerá de cada tipo de colesterol, hay dos plantas recomendadas para cada tipo de colesterol.

La levadura roja de arroz tiene especial interés en el colesterol endógeno por un activo llamado Monacolina-K, que actúa a nivel hepático contribuyendo a mantener niveles adecuados de colesterol sanguíneo.

Y para el colesterol exógeno, fitoesteroles. Son esteroles de origen vegetal, con una estructura similar al colesterol animal. Las propiedades de los fitoesteroles son limitar la absorción de colesterol ingerido, a través de los alimentos, a nivel intestinal.

Recuerda que estos activos naturales te pueden ayudar como complemento de unos hábitos de vida saludable. ¡Pregunta a tu farmacéutico!

Imagen cortesía Pixabay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Post relacionados