Automasaje en 5 pasos

Estar mucho tiempo de pie o sentado nos puede traer problemas de espalda y, aunque tendríamos que sacar tiempo para ir al fisioterapeuta, ajustar agendas puede ser misión imposible. Por eso te proponemos este automasaje, sin que olvides pedir cita a un profesional.

Cualquier tipo de trabajo tiene consecuencias posturales. Trabajar mucho tiempo sentado, estar de pie…son posturas que han de variar cada cierto tiempo para evitar que se sobrecargue piernas, espalda, zona lumbar y cervical. Todos conocemos los típicos consejos para prevenir: evitar cruzar las piernas, ropa menos ajustada, caminar cada hora en caso de permanecer mucho tiempo sentados…En este post vamos más allá.

Automasaje en tan solo 5 pasos

– Comienza activando la circulación con una ducha, intercala el agua templada con agua fría: esto favorecerá el retorno venoso y será el paso previo para comenzar un buen masaje.

– Escoge la crema o aceite de masaje en base a sus propiedades. Este paso es muy importante, si elegimos algún gel o aceite que además contenga plantas medicinales, aportaremos sus beneficios a nuestro masaje. Un buen ejemplo puede ser el eucalipto o el mentol, que aportarán a la zona una sensación de frío. Esto es conocido como crioterapia, que permite aliviar los dolores musculares e inflamatorios.automasaje-5-pasos

– A continuación comenzamos a masajear los pies y subimos por las pantorrillas y las piernas. Cuando te des este masaje recuerda que los movimientos han de tender a ser de subida, es decir, que para seguir favoreciendo el retorno venoso, es un buen punto de partida, dar masajes hacia arriba.

– Las lumbares también podemos masajearlas nosotros mismos, al igual que las cervicales, pero la espalda vamos a necesitar una ayuda extra.

– Escoge algún pelota tipo tenis que tengas por casa, colócalo pegado a la pared y apóyate con la espalda. Comienza a mover el balón de un lado a otro, para ello necesitarás moverte de arriba a abajo y de izquierda a derecha. Hazlo durante unos minutos y notarás la zona menos congestionada.

Recuerda que esto es tan solo una opción pasajera, pide cita con un profesional en caso de que sea un dolor mayor o una lesión.

¡Sin dolor!

 

 

 

 

 

 

Imagen cedida por Pixabay/Freepik

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Post relacionados