ADIÓS AL DOLOR MENSTRUAL

“Algunos estudios sugieren que aproximadamente el 75 por ciento de las mujeres jóvenes y el 25-50 por ciento de las mujeres adultas sienten dolor o malestar durante el periodo.”

Aunque es normal sentir dolor durante la regla, Ana López, miembro del área de ginecología funcional del Hospital Universitario La Paz de Madrid, asegura que «es un importante problema de salud pública que supone una causa frecuente de absentismo escolar y laboral, y empobrece la calidad de vida de la mujer».

Esto es lo que conocemos como periodo menstrual doloroso. Las mujeres que sufren dolores menstruales, experimentan tanto cambios físicos: cefaleas, fiebre, dolor abdominal, cólicos, diarrea etc, como cambios emocionales : irritabilidad y cambios de humor, entre otros.

Mientras que para algunas mujeres los dolores menstruales pasan casi inadvertidos, para otras se convierten en un verdadero infierno cada mes.

 

aliado-dolor-menstrual

 

En Japón dan días de descanso en el trabajo a las mujeres cuando sufren dolores menstruales.

Si quieres probar otras alternativas y además naturales,¡Toma nota!

Infusiones de canela: La canela hervida en agua es un calmante utilizado para este tipo de dolores debido a su capacidad relajante.

Di sí a una vida saludable: Práctica deporte y lleva una dieta rica en frutas y verduras. La falta de ejercicio físico, el consumo excesivo de tabaco, cafeína y alcohol, además de sufrir estrés, un estado emocional o afectivo, no ayudan.

Masajes: masajea la zona de los ovarios durante unos minutos, al cabo de un rato, notarás una mejora evidente. Podemos añadir a este masaje unas gotas de salvia romana o alcohol de romero.

El aceite de onagra puede  llegar a convertirse en tu gran aliado. Debido a su alto contenido en ácidos grasos poliinsaturados(ácido linoleico y gamma linoleico) , esta semilla, contribuye al bienestar durante el periodo menstrual, ayudando así a reducir las molestias que puedan acompañar a la menstruación.

Haznos caso, sigue estos consejos, tu período no tiene por qué convertirse en una pesadilla.¡Dí adiós al dolor!

 

 

 

 

Imagen cedida por Pixabay/Freepik

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Post relacionados